Buscar Noticia

 

Cab-bono-110004El presidente del Cabildo condiciona la medida a que el Gobierno de CC remita la orden necesaria

El Cabildo de Gran Canaria, Guaguas Municipales y Global están preparadas para poner en marcha el bono residente a 35 o 40 euros en cuanto la Institución insular reciba la imprescindible orden que el Gobierno canario ha anunciado para la próxima semana y que es necesaria para que el Servicio de Intervención autorice el gasto, y para que aclare en cualquier caso si Gran Canaria contará con los doce millones anunciados al inicio o solo con los ocho que ha indicado en la última reunión, de lo que dependerá el precio final del bono.

Así lo explicó hoy, junto al consejero insular de Transportes, Juan Francisco Trujillo, y el concejal responsable de Guaguas Municipales de la capital, José Eduardo Ramírez, el presidente insular, Antonio Morales, quien apuntó que el precio será de 35 en el caso de que la isla disponga de doce millones o de 40 euros si la orden refiere solo ocho, siempre más económico que en Tenerife, donde cuesta 47 euros.

El presidente recordó que la puesta en marcha de este bono residente tiene su origen en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, que dieron lugar a un acuerdo  entre el Gobierno estatal y canario por el que el primero aporta veinte millones a este fin y el regional diez, lo que hace treinta millones para Canarias.

La primera reunión del Gobierno canario y los cabildos para la puesta en marcha de este bono tuvo lugar el 23 de mayo y en ella se estableció que la distribución sería de 12 millones para cada isla capitalina (ocho del Estado y cuatro del Gobierno regional) y el resto se distribuiría entre las demás islas.

A esta reunión siguió a mediados de junio otro encuentro, de carácter más técnico, y un mes más tarde quedó confirmada en la distribución inicial, mientras que a principios de septiembre circuló el “rumor” de que existía un borrador de la orden del que no disponía el Cabildo grancanario, si bien Miguel Becerra, director de Movilidad del Cabildo de Tenerife, confirmó su existencia cuando el 11 de septiembre declaró que ya lo tenía, a lo que se suma que esta isla dispone de una empresa autónoma de transporte, con lo que conlleva de margen para realizar modificaciones presupuestarias.

Poco después, la jefa del Servicio Económico del Gobierno canario informa vía correo electrónico de que hay borrador en elaboración que no puede ser compartido porque aún es de índole interno -por lo que no se explica que ya lo tuviera el Cabildo de Tenerife-, y que la voluntad es que la orden se firme a final de septiembre o principio de octubre.

El 19 de septiembre, el Cabildo de Tenerife anuncia la puesta en marcha del bono a 47 euros al mes y ese mismo día, otro correo de la jefa de Servicio Económico regional apunta que el importe destinado a Gran Canaria será de ocho millones en lugar de los doce anunciados hasta el momento.

Y también ese día, el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, dan una rueda de prensa para presentar el bono de Tenerife, mientras Gran Canaria sigue sin saber de cuánto dinero dispondrá finalmente porque prosigue sin orden que lo indique definitivamente y además permita que arranque la puesta en marcha del bono.

Ya el 25 de septiembre, en una reunión de presidentes insulares en el seno de la Fecai, se informa de que la orden regional contendrá los ocho millones del Estado y los cuatro restantes, los regionales, quedarán pendientes para una segunda orden, confirmando así la información avanzada por la jefa de Servicio Económico vía correo electrónico.

En definitiva, “desprecio y discriminación” a otras instituciones insulares que no han contado con la información de la que ya disponía Tenerife, y “contradicciones”, ya que hasta que no llegue la orden definitiva ni siquiera estará claro si Gran Canaria dispondrá finalmente de doce u ocho millones de euros.

El vicepresidente regional, Pablo Rodríguez, ha anunciado que espera enviar la orden la próxima semana. Desde que sea recibida, y la Consejería de Transportes insular está pendiente de ello desde hace semanas, se pondrá en marcha la maquinaria que hará posible que el bono arranque en apenas 10 días.

Un importante incremento de usuarios

El Cabildo de Gran Canaria ya implantó por iniciativa propia el bono joven para menores de 28 años y ya se han expedido 16.000 tarjetas y hay solicitudes para llegar a 23.000. Hay que advertir que se puso en marcha antes del verano pero las solicitudes llegaron casi en avalancha en septiembre, lo que ha generado algún retraso, aunque en cualquier caso se sitúa en torno a ocho días.

José Eduardo Ramírez hizo referencia a la coordinación que hubo con el Cabildo para poner en marcha este bono joven. “Sin necesidad de que lo llamáramos, nos llamaban a nosotros. Nada que ver con el Gobierno canario”, apostilló.

El sistema del bono joven será aprovechado para su traslación a la nueva situación y los bonos serán reorganizados, pues algunos quedarán integrados, y conllevarán un ahorro mensual de 50 euros que puede llegar a 200 según el lugar de residencia, como es el caso de La Aldea, lo que puede conllevar hasta un 25 por ciento de incremento en el uso del transporte público. “Ojalá”, exclamó Morales, pues ello significará menos coches en la carretera, menos CO2 vertido a la atmósfera y una apuesta ciudadana por el transporte público que beneficiará a Gran Canaria.

Solicitar el bono

La solicitud se podrá hacer vía internet en las páginas de Global y Guaguas Municipales, habrá que acreditar la residencia y días después recoger en sus oficinas la tarjeta, que se recargará en los mismos lugares hasta que en los próximos meses también se pueda recargar por internet.

Trujillo consideró importante aclarar que aunque la tarjeta tiene dibujadas las siete islas, cada una tendrá la suya y será válida para esa isla solamente, pues las compañías y los precios de los trayectos también son distintos, y tendrán distintos precios finales.

De hecho, en Gran Canaria el transporte es de por sí más económico que en Tenerife, como, por ejemplo, el trayecto del aeropuerto a la capital grancanaria, de 25 kilómetros, que cuesta 2,3 euros mientras del aeropuerto tinerfeño a su capital, 12 kilómetros, cuesta 2,65 euros.

Por otra parte, cualquier residente canario puede tener acceso al bono joven de Gran Canaria, si bien en otras islas para acceder a este tipo de bonificacines hay que ser residente de esa isla.

 
Listado Completo de Noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre el uso de nuestras Cookies pulse, aquí.

¿Acepta las cookies de esta web?.

EU Cookie Directive Module Information