Antonio Morales

Tras el descanso de agosto retomo el compromiso que he asumido de mantener cada semana un contacto directo con la ciudadanía. Lo hago recién pasadas las fiestas del Pino que convocan a miles de hombres y mujeres de esta isla y de toda Canarias. En Teror hemos asistido de nuevo a un encuentro comunitario que nos reafirma en nuestra identidad, en nuestra cohesión, en la voluntad de construir un futuro común, de avanzar juntos. Gracias a la fiesta compartimos lo que nos une como pueblo, un sentimiento de unidad que nos ha ayudado en los momentos más complicados de nuestra historia.

Sin duda estas fiestas han servido para recuperar las fuerzas necesarias y así  afrontar un nuevo periodo que, influenciado por las elecciones de mayo-junio de 2019, se prevé especial, intenso y difícil. Los procesos electorales previstos, y los burdos electoralismos que casi siempre blanden los que carecen de la capacidad de ofrecer alternativas de futuro reales para la sociedad a la que representan, van a estar sin duda muy presentes de aquí al próximo verano. Por eso considero importante compartir en esta reentrada las prioridades que el Cabildo que presido tiene para afianzar el proyecto con el que nos comprometimos al asumir el gobierno de la isla hace poco más de tres años.

Frente a un proyecto transformador e ilusionante que pretende cohesionar y generar sentido de pertenencia de toda la ciudadanía grancanaria, algunos partidos políticos, fundamentalmente el PP y CC, con su apéndice Unidos x GC, ya han empezado la campaña con un mensaje catastrofista que no responde a la realidad actual de Gran Canaria y que trasluce enfado porque esta isla redonda progrese. Les gustaría realmente que todo fuera mal porque les beneficiaría. Y como no es así se ponen de acuerdo en el discurso falso y manido de que la Isla está parada y en compararnos –con cifras manipuladas- con Tenerife. Es su matraquilla. Lo que no ha hecho la derecha en estos años de Gobierno en Gran Canaria (el PP ha presidido este Cabildo en más de un 80% del tiempo) intentan ahora convertirlo en un arma arrojadiza contra el Gobierno de Progreso, de transformación de la realidad grancanaria, del Cabildo de Gran Canaria.

Pero los datos son tozudos. Gran Canaria está mejor que cuando llegamos al gobierno de la Isla. Mucho mejor. Y en la mayoría de los indicadores superamos al resto de las islas. Aunque no les guste. Aunque hagan lo posible por evitarlo. Aunque monten estructuras de poder desde el Gobierno de Canarias para anular el desarrollo de esta isla generando agravios inadmisibles. Aunque se compren voluntades políticas, mediáticas y empresariales que actúan desde dentro, a modo de Caballo de Troya.

La realidad es que desde 2015 hasta ahora la evolución de los presupuestos de este Cabildo de Gran Canaria ha sido especialmente significativa y estos han pasado de 592 a 854 millones de euros, un incremento de 262 millones. En 2017 ejecutamos un 87% de los presupuestos. Con mayor presupuesto ejecutamos un mayor gasto real. ¡Nunca en el siglo XXI el Cabildo ha tenido un gasto real como ahora! 2017 ha sido el año con más ingresos y con más gastos del Cabildo en su historia. Los ingresos han aumentado considerablemente y salvo en 2013 – nunca ha habido un nivel de ejecución de inversiones – un 68% - como en el ejercicio de 2017.

Hemos puesto en marcha un plan de inversiones como nunca se había realizado en la historia de esta institución insular. Como nunca en sus 106 años de historia. Estamos haciendo real y efectivo el Plan Transforma Gran Canaria, una propuesta de inversiones de más de 700 millones de euros que puede alcanzar los 1.000 millones en los próximos meses –serán casi 1.500 al final de este mandato- y que estamos desarrollando con rotundidad, con firmeza. Más de 2.000 obras distribuidas por toda la isla, por sus 21 municipios. Son inversiones para transformar Gran Canaria; para dinamizar la economía pública y privada; para mejorar las condiciones sociales y el empleo; para diseñar un futuro sostenible apoyado en una economía diversificada; para embellecer y reverdecer la isla; para poner a punto nuestros polígonos industriales; para llevar las renovables a la depuración y la desalación; para contribuir a la penetración de las energías limpias; para construir más de 1500 nuevas plazas sociosanitarias; para aumentar considerablemente las camas de dependencia; para luchar contra el desempleo y la exclusión social; para afianzar la industria audiovisual; para implantar la economía azul; para avanzar en la soberanía alimentaria; para forjar una isla inteligente; para mejorar la conectividad; para regenerar las infraestructuras turísticas y aumentar la calidad, la estancia y el gasto medio de las personas que nos eligen para hacer turismo; para la cultura, el deporte, la igualdad, la solidaridad, la participación, el medio ambiente y nuestra identidad; para defender valores democráticos en un momento grave de deterioro de esos principios en gran parte de la sociedad europea…

Tenemos claro el modelo de isla por el que queremos transitar: modelo, proyecto, recursos, complicidad social, participación institucional, firmeza ante las agresiones… Y los datos.

Nuestro puerto dobla en facturación al otro puerto más significativo de Canarias; nuestro aeropuerto es el que recibe a más pasajeros. Gran Canaria es la isla que más recauda; la que más ingresa… (aunque nos oculten las cifras). Pero hay más datos, muchos más datos positivos, y hablo en su mayor parte (salvo en los datos de empleo) de cifras del primer trimestre de este año, que contradicen ese mantra que quieren repetir machaconamente para hacer daño –temerariamente- al gobierno progresista del Cabildo.

Con respecto a la evolución de la población ocupada, en el primer trimestre de 2015 la población ocupada  en GC era de  305.320 personas y hoy es un total de 347. 780. En Tenerife era de 332.290 y hoy es de 376.620. Hemos aumentado un 13,91 % en GC y un 13,3 % en Tenerife. Sucede lo mismo con la tasa de paro. En el primer trimestre de 2015, en GC la tasa de paro era de un 30,41 % y en Tenerife de un 29,99 %. Hoy día en GC es de un 21,76 % y en Tenerife de un 19,91 %. En Gran Canaria la tasa de paro ha disminuido en un 10,08% y en Tenerife un 8, 65 %. Ha disminuido por tanto mucho más en GC en estos últimos tres años. De cada dos puestos de trabajo creados en las islas desde 2015 para acá, uno se ha creado en Gran Canaria.

En lo que se refiere a la población parada, en el primer trimestre de 2015 en Gran Canaria, la cifra de la población era de 109.009  y en Tenerife era de 103.574, según las oficinas de empleo. De esa fecha hasta ahora las cifras son de 88.559 parados en Gran Canaria y de 88.903 en Tenerife. En Gran Canaria disminuye en este periodo  más de un 16% y en Tenerife en torno a un 12 %. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, en las dos islas capitalinas la evolución es bastante parecida pero en Gran Canaria aumentamos en un 15,38 % frente al gobierno insular del PP en 2015. Sucede igual con el índice de confianza empresarial que en GC aumenta 6,6 puntos y en Tenerife 9 puntos. Pero aumentamos frente a lo que les inspiraba el gobierno del PP hace apenas tres años. Con relación a las empresas inscritas en la Seguridad Social, en Gran Canaria hemos aumentado un 7,82 %  frente a Tenerife que lo ha hecho en un 6,4 %.

Y fíjense ahora en unos datos especialmente importantes que se refieren a la industria turística que aporta un 34 % al PIB de las islas de manera directa. Y mucho más de manera indirecta. Con respecto a la evolución del número de turistas, en Gran Canaria aumenta en 996.319 turistas desde el primer trimestre de 2015 hasta aquí (un 27,74 %) y en Tenerife en 979.708 (un 18,83 %). Y con respecto a la evolución del gasto turístico realizado en destino el dato es especialmente significativo: aumenta en Gran Canaria en 264,5 millones de euros (21,6 %) frente a un aumento de 263 y medio casi en Tenerife (un 15,44 %).

La diferencia es notoria. Todos, pero todos, los datos de 2015 hasta aquí son positivos. Se ha mejorado manifiestamente. Con respecto al anterior  gobierno del PP, pero también con respecto a Tenerife al que tanto les gusta recurrir para generar una interesada confrontación. Esta isla mejora en todos sus indicadores. La apuesta inversora insular está contribuyendo claramente a la reactivación económica y a la generación de empleo. El esfuerzo de la sociedad civil y el de este Cabildo y sus Ayuntamientos está consiguiendo dar un vuelco a la situación económica que nos encontramos al llegar al gobierno de la Isla. Lideramos el desarrollo económico y la creación de empleo en Canarias,  pero no nos podemos confiar. No podemos reproducir los modelos caducos de los que han gobernado esta casa en más de un 80 % del tiempo. Es tiempo de confianza, de proyectos estratégicos, de nueva economía, de desarrollo social, de diversificación de las propuestas, de no venderse por un puñado de votos.

Y de seguir avanzando. Lejos del pesimismo. De los profetas del pesimismo que irresponsablemente pretenden lanzar el mensaje de que la isla está parada. De que es difícil invertir aquí intentando señalar al Cabildo, cuando es la única administración que cumple con los trámites y los plazos, como acaba de señalar recientemente un portavoz empresarial. Por eso en las próximas semanas volveremos a implementar el Plan Transforma Gran Canaria con una nueva propuesta de inversiones de más de 60 millones de euros. Para seguir generando inversión, para seguir generando economía productiva, para avanzar en la equidad social y la igualdad. Y no renunciar a que Gran Canaria lidere para los próximos años la consecución de unos objetivos estratégicos imprescindibles para nuestro futuro, para el de Gran Canaria pero también para Canarias.

Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios consideramos que acepta su uso. Para saber más sobre el uso de nuestras Cookies pulse, aquí.

¿Acepta las cookies de esta web?.

EU Cookie Directive Module Information